Los estanques del Valle sin Retorno

El Valle sin Retorno - credit Poilvet Aurélie
Marque Bretagne

LOS ESTANQUES DEL VALLE SIN RETORNO

Parte de una Zona Natural de Interés Ecológico Faunístico y Florístico, los estanques del Valle sin Retorno y el arroyo del Rauco esconden especies interesantes pero no es lo único…

Los estanques de la Valle sin Retorno se utilizaban antiguamente para alimentar un molino, en activo hasta 1930. Hoy en día su riqueza es doble: natural y legendaria…

Una rica biodiversidad

A las orillas del arroyo, de los estanques y de los charcos viven dos especies de libélulas: la cordulegaster boltonii y la boyeria irene. Y quién sabe si no tendrás la oportunidad de escuchar el croar de una rana: ¿el sapillo moteado? Durante el recorrido del Valle sin Retorno encontrarás numerosas especies vegetales de gran interés: arándanos, muguet, perales silvestres atlánticos o el Sphagnum palustre

 

Val sans Retour - étang du Miroir aux fées @Philippe Manguin

Valle sin Retorno – estanque del Espejo de las hadas @Philippe Manguin

 

La leyenda del estanque del Espejo de las hadas

Sin embargo, el Valle sin Retorno no existiría sin sus leyendas. Que por cierto, hay una que envuelve este lugar. Para ser más exactos, el estanque del Espejo de las hadas es el primer escenario teatral… Según se cuenta, sus aguas «brillantes y claras como la plata» habrían sido el hogar de 7 hadas, todas ellas hermanas. Un día, empujada por la curiosidad, la más joven de ellas se acercó a un humano y se enamoró perdidamente. Los dos amantes pasaron dulces momentos en secreto hasta que las hadas les descubrieron y decidieron vengarse… Lo habríais comprendido, ¡las hadas pueden llegar a ser muy crueles!

A lo largo del arroyo del Rauco, ranas, hadas y libélulas te esperan para hacerte vivir momentos de belleza inigualable…

AccEsO

Desde Paimpont, coger la D40 en dirección Campénéac. En Châtenay, girar a la derecha en dirección Tréhorenteuc. Seguir en dirección Tréhorenteuc. Al llegar a Tréhorenteuc, girar a la izquierda y a continuación dejar el vehículo en el aparcamiento del Valle sin Retorno.